11 de abril de 2010

Furia;
Arremeten los corceles sin rostro del falso profeta llamado
entendimiento;
El silencio que grita golpea los tímpanos con estruendosas
cadenas brutales;
La revolución sin causa en el pecho que colapsa;
La sombra;
La epopeya de querer encontrarse entremedio de semejante crucificción.
Afuera de la ventana el aire cálido empaña
las copas de árboles celestes y dibuja rostros de ninfas en las estrellas que amanecen;
Yo me desintegro en la nicotina del atardecer que se duerme en las pantorrillas de la luna que se asoma;
Decido vaciarme hasta el alma
y encontrarme de nuevo cosechando frases en los campos fértiles de tu piel que me rodea....

No hay comentarios:

Publicar un comentario